Bendición de útero, Dones y Misterios, Empoderamiento femenino, Huevo de obsidiana, mujer ancestral mujer actual, que es la escuela de Mujeres Medicina, Una escuela Medicina para todas, Una medicina viva

Los úteros de nuestras Ancestras

Esta semana predispone el tema recurrente a las ancestras, dado que no solo llevamos a cabo hace poquito el segundo Encuentro-taller de la Escuela de Mujeres Medicina de la Mujer Sagrada, donde hicimos emerger su presencia al convocarlas creando o sintiendo como eran sus úteros, sino que además con Samhain (hablé en el anterior artículo de la Festividad real pagana), se ha abierto una noche puente como vehículo de comunicación con nuestr@s muert@s.

A mi me apetece exponer, el trabajo que se llevó a cabo con la fabricación manual a través de la arcilla de éstos úteros de las cuatro asistentes más una servidora, a la llamada de la Mujer Sagrada, y como de éstos útero-cuencos, salieron formas tan dispares, como sentimientos-emociones muy especiales.

El momento de realizar éstos úteros, es todo un ritual. El silencio imprescindible, las manos preparadas para experimentar un no se sabe.. La idea es simbólica en un principio en el espacio, ya que no disponemos de todo el tiempo que quisiéramos y por lo tanto, se propone elaborar otros útero-cuencos en casa, de manera más consciente y pausada.

Sin embargo, igualmente, el proceso durante el taller, es mágico y especial, dado que cada una se concentra en su labor, y siente de una manera u otra, mientras va trabajando los con las manos, las energías, de sus abuelas, tatarabuelas, etc…así mismo ellas también se representan en un útero y a sus madres también, o bien, más lejos de sus tatarabuelas si así lo sienten..

Cuando el proceso termina, es espectacular ver la diferencia entre unas y otras, tanto en los útero-cuencos, como en el sentir a través de palabras e indagaciones lo que se ha plasmado.

Con ésta labor, conseguimos inclusive entrelazar a la tatarabuela con la madre, o a nosotras con la abuela, ya que algunas formas, son completamente iguales o similares a las otras, y sin embargo, algunas increíblemente diferentes..

También vemos si hemos obtenido fluidez a la hora de hacerlos, o por el contrario se nos rompía alguno o resistía en su forma..

Es bastante interesante ver el resultado.

Una vez hechos y tratado de  ver sus significados, se disponen a pintar, que también cada uno será un mundo, (añadiré las fotos más adelante cuando estén pintados), y se colocan en algún lugar sagrado de nuestra casa o jardín.

Podemos repetirlos una vez al año, y ver las diferencias entre los primeros, o bien quedarnos con los que hicimos la primera vez, pero yo aconsejo que aunque sea cada dos o tres años, volvamos a rehacerlos, y también es un bonito trabajo para realizar con nuestr@s hij@s, e incluyo a los niños chico, porque aunque trabajamos el linaje femenino, en el se incluye ambas partes, las del materno y el paterno, y ayudamos a la integración del masculino honrando lo femenino en las próximas generaciones..

Podemos hacer tantos útero-cuencos como sintamos, o bien conectar con aquellas mujeres del linaje que nos vengan, sin presiones por ello, a veces no tenemos conexión con alguna parte de la familia, y puede que no nos venga el hacerlos, podremos honrar a esas mujeres de diferentes formas..

Aquí os dejo algunas de las fotos de dichos útero-cuencos:

Nu kua- Niqui Vives*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s